Libro

 

Un libro de Historia debe ser siempre ameno y, en este caso, seguramente será de interés para los Fundidores y otros interesados en el tema. En una compilación de fotografías y cumulo de experiencias de hace más de 70 años dedicado a la industria de la fundición, el Decano de la Sociedad Mexicana de Fundidores, el Ingeniero Juan Latapi Sarré nos deja una obra histórica sin precedentes y de valor institucional para nuestra organización, un libro único en México que dicta la Historia de la Fundición, desde la época prehispánica hasta la instalación de una asociación de fundidores mexicanos. En palabras introductorias para iniciar con este interesante libro su autor nos comenta el porqué escribió este libro y donde su inspiración y pasión sobre esta profesión ha vivido en todo su ser.

“La fundición de piezas es un proceso que consiste en vaciar un metal líquido en un molde, que puede estar hecho de diferentes materiales, como barro, arena ó metal, para obtener una pieza u objeto funcional. Los inicios de esta actividad se remontan a más de 3000 años a.C.

Es interesante saber que la Ciencia de la Metalurgia nació ligada a la fundición de piezas, abarcando inicialmente metales preciosos, cobre y, posteriormente, hierro.  En la actualidad, además de esos metales, se funden piezas de aluminio, magnesio, zinc, estaño, plomo, titanio (y sus aleaciones), así como diversos tipos de acero.

Es notable que los artículos metálicos que más utilizamos en la vida diaria, o que nos rodean, fueron hechos por el proceso de fundición; desde joyas, relojes, hebillas, estatuas, lámparas, utensilios, etc., hasta partes automotrices (del peso de un automóvil cerca del 70% es de fundición), además de componentes de transportes carreteros, ferroviarios y aéreos.  También podemos observar en todos los países obras artísticas, como son las esculturas de bronce que embellecen las ciudades.

La escritura de este libro se hizo posible por la información que actualmente se puede obtener por medio de Internet, aunada a la investigación tradicional.  Desde el momento en que empecé a recabar información sobre la Fundición en la Epoca Prehispánica, me motivé ya que comprendí las profundas raíces que tiene la profesión del Fundidor Mexicano desde hace cientos de años, ayudándonos a entender la peculiar forma de ser de los que la profesamos.

Creí conveniente hacer la descripción de la Historia de la Fundición a Nivel Mundial, con objeto de tener un punto de referencia con la de nuestro país.

Fue interesante “encontrarme” con personajes que han dejado testimonios sobre el tema, como el Monje Theophilus, Vinicio Biringuccio, Leonardo Da Vinci, o Benvenuto Cellini, caracterizándose los dos últimos por complementar su creatividad artística con la técnica de la fundición, sobreponiéndose a las limitaciones de su época en cuanto a los hornos, materiales, sistemas de moldeo y elementos disponibles para el movimiento y transporte de piezas de grandes dimensiones y peso.

La palabra “Fundición“, la cual viene del latín “Fundere”, que significa “Vaciar”, nació a fines del Siglo XVIII.

En el caso de México destacan  las investigaciones que realizó en el Siglo XX el maestro Modesto Bargalló sobre las Ferrerías en México independiente.

Aquí se describe la importancia que tuvo la Fundición de Campanas en el mundo, ya que con su fabricación  se sentaron las bases para la fundición moderna, tanto en la Edad Media como durante el Renacimiento y, en el caso de México, en la época de la Colonia y principios de la Independencia.  Estos instrumentos artísticos -musicales han tenido su propia historia y simbolismo en los diferentes pueblos del mundo.

También me sorprendió agradablemente encontrar una Fundición mexicana en operación, cuyos inicios datan de 1846.

Al llegar al Siglo XX, del cual me tocó vivir la mayor parte, pude basarme en mis notas y recuerdos, desde que empecé a trabajar en una Fundición de Piezas de Hierro y Acero en 1949, poco después de haberme titulado como Ingeniero en la Universidad Nacional Autónoma de México, aprovechando la experiencia de haber dedicado prácticamente toda mi vida profesional a esta actividad, y haber pertenecido a la Sociedad Mexicana de Fundidores (SMF) a los pocos años de su fundación.  Por esta razón he dedicado un Capítulo a la Historia de esta Sociedad.

 

Adquiere esta magnífica obra histórica a través de la Sociedad Mexicana de Fundidores, y sé parte de la historia de la fundición en México teniendo en casa un pedazo del tiempo que ha construido esta importante industria.

Contáctanos a los teléfonos (55) 5912-5609  y  5912-9967   o bien  info@smfac.org.mx

2 Comentarios

  1. Buenos días. Me interesa el libro, cuánto cuesta?

  2. Buenas noches.
    Me interesa comprar el libro.
    El correo info@smfac.org.mx no funciona

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*